¡Extra! ¡Extra! Noticias de hoy y de mañana

Widergy

Redefiniendo la resiliencia: La Revolución de las Virtual Power Plants

Hoy en día, el mundo se encuentra ante un escenario desafiante en términos energéticos. La demanda continúa en aumento, mientras que las fuentes utilizadas para su generación son limitadas. El crecimiento económico y demográfico mundial es el principal impulsor de esta creciente demanda energética, lo que acelera el agotamiento de los recursos y podría llevar a la extinción de los combustibles fósiles en unas cinco décadas, según la Agencia Internacional de la Energía.

Para contrarrestar estas consecuencias y evitar un déficit energético, se están planteando transformaciones significativas en el sector para lograr una transición energética. El objetivo es garantizar el suministro, mejorar la competitividad con enfoques más económicos y reducir el impacto ambiental, posicionando a la sostenibilidad como el norte de la innovación energética.

Imagina a alguien manejando la energía de molinos eólicos, paneles solares, baterías de almacenamiento, plantas de biomasa y fuentes de generación convencional desde una computadora en una oficina, todo gracias a un software de gestión. Esto ya es una realidad y es el enfoque de las Virtual Power Plants el que posibilita una gestión energética más eficiente y descentralizada.

El concepto de VPP se centra en unir diversas fuentes de energía en un flujo eléctrico gestionado con tecnología e Internet de las cosas y representan la vanguardia de una transición energética sostenible, promoviendo un sistema que no solo es más resiliente y fiable, sino que también reduce significativamente las emisiones de carbono y democratiza el acceso a la energía para comunidades locales.

A pesar de los desafíos por delante, las ventajas de las centrales virtuales son indiscutibles, ya que pueden generar energía a un costo más económico en áreas específicas, reducir el impacto ambiental, disminuir las interrupciones por picos de demanda en la red y ofrecer una mayor flexibilidad a los clientes.

 

El surgimiento de un jugador clave: el prosumidor.

Si bien se reconoce cada vez más el uso de DERs a través de VPPs, incluso en países como Estados Unidos, menos de 1 de cada 4 hogares participa en programas de eficiencia energética y solo el 8% ha adoptado alguna forma de tarifa variable en función del tiempo. Con estos datos se estima que durante los próximos seis años las VPP deberán lograr una participación de clientes elegibles de entre un 30% y un 40% por lo que las empresas de energía deberán centrarse primero y ante todo en la experiencia del cliente.

A nivel mundial, la puesta en marcha de una VPP es atravesada por múltiples variables como la estandarización tecnológica, los modelos de incentivo y el marco regulatorio de cada lugar. Pero dentro de esta ecuación no puede pasarse por alto la experiencia del cliente como la llave que desbloquea las posibilidades de la generación distribuida.

¿Cuál es la razón detrás de esto? Debido a que las VPPs dependen de que los usuarios elijan participar voluntariamente en un sistema de distribución que permite a terceros supervisar y regular sus propiedades más íntimas y de mayor valor financiero: sus residencias (y/o empresas) y sus vehículos.

Para maximizar el alcance y el potencial de las VPPs de manera efectiva, las compañías de servicios públicos deben identificar correctamente a los clientes objetivo, motivarlos para que actúen y garantizar su compromiso a largo plazo, lo que implica una segmentación precisa, una comunicación omnicanal eficaz y la construcción de la relación con un nuevo actor en la ecuación energética: el prosumidor.

Es muy importante destacar que este tipo de sistema de distribución transforma al cliente en un socio energético para las utilities del futuro al permitirles generar y vender su excedente de energía, fomentando una relación colaborativa entre los usuarios y las utilities y la administración en conjunto de los recursos.

Los clientes entonces se convierten en actores activos en la gestión de la red eléctrica, contribuyendo a la estabilidad y eficiencia de los sistemas y es su participación directa lo que mejora la planificación y operación de la red.

En resumen, las VPPs no sólo ofrecen beneficios económicos y ambientales a los usuarios, sino que también fortalecen la relación entre las empresas y sus clientes, promoviendo la transición hacia un sistema energético sostenible y resiliente.

 

Ejemplos Inspiradores de la Región y el mundo

En el contexto global, Alemania ha estado a la vanguardia en la implementación de VPPs. Por ejemplo, Next Kraftwerke es el operador de uno de los mayores Parques Virtuales de Energía de Europa. Su red integrada agrupa a +15.000 pequeños y medianos productores de generación distribuida a partir de una amplia gama de fuentes de energía renovable y convencional. Estos incluyen paneles solares, turbinas eólicas, plantas de biogás y centrales hidroeléctricas pequeñas. Estas instalaciones están interconectadas y gestionadas centralmente para optimizar la producción y el consumo de energía.

En California, la empresa Advanced Microgrid Solutions (AMS) ha implementado VPPs para optimizar la generación y el consumo de energía en edificios comerciales e industriales utilizando una combinación de almacenamiento de energía y tecnología de gestión de la demanda para proporcionar servicios de red y reducir los costos energéticos de sus clientes.

En Latinoamérica, Tesla está abriendo camino para el uso de energía solar, apoyando la red local y reduciendo los riesgos de cortes de energía. Recientemente en Chile, ha instalado una planta de almacenamiento de energía de 20 MW/15 MWh.

Un proyecto comunitario de microgrid en República Dominicana está utilizando paneles solares, baterías y sistemas de gestión para proveer energía confiable, asequible y limpia a las comunidades locales.
Estos son solo algunos ejemplos de cómo las VPPs están siendo implementadas en diferentes partes del mundo para mejorar la eficiencia energética, aumentar la resiliencia del sistema eléctrico y facilitar la transición hacia fuentes de energía más limpias y sostenibles.

 

Hacia un Futuro Sostenible

América Latina se encuentra en un punto de inflexión, con la oportunidad de caminar hacia un futuro más verde y equitativo. Las Plantas Virtuales de Energía son más que una solución tecnológica; son un llamado a redefinir nuestra relación con la energía, a trasladar el poder a las comunidades y a forjar un legado de resiliencia y sustentabilidad.

A medida que avanzamos en esta revolución energética, el compromiso colectivo y la innovación constante serán cruciales para superar los desafíos y aprovechar las oportunidades que estos sistemas de energía presentan.

La industria está evolucionando a un ritmo acelerado y cada vez se hace más evidente la necesidad de adoptar nuevas soluciones para enfrentar los retos de un nuevo panorama energético. En Widergy, estamos comprometidos con la innovación y la anticipación, es por eso hemos construido las soluciones que el futuro cercano necesita y que marcan un antes y un después en cómo entendemos y gestionamos el recurso más vital de nuestra era: la energía.

 

¡Contáctanos!

Noticias relacionadas

Widergy
Hoy en día, el mundo se encuentra ante un escenario desafiante en términos energéticos. La demanda continúa en aumento, mientras que las fuentes utilizadas

¡Nos encantan los espíritus curiosos!

¿Quieres sumarte al #TeamWidergy?